ACERCA DEL ROL DEL PSICÓLOGO PROFESIONAL EN EL ESPACIO PSICOSOCIAL



Cotidianamente constatamos para nuestro beneplácito el rol preponderante que ha tomado la labor del Psicólogo Profesional en nuestra sociedad moderna tanto en los ámbitos académicos, laborales o mediáticos como en los sectores públicos o privados.



A pesar de ser una de las ciencias más jóvenes con mayor desarrollo y empuje, no nos deja de sorprender la incidencia de nuestra labor en la vida cotidiana individual, grupal, familiar y social. Y sobre todo la responsabilidad que esto conlleva. Se convoca a Colegas Psicólogos desde diferentes sectores para aportar reflexión, experiencia y perspectiva en contextos diversos. Allí donde pareciera no haber salida ni acceso a alternativas posibles, se intenta aportar humana y científicamente una mirada que lejos de dar respuestas inequívocas o totalitarias, permita pensar desde un lugar diferente.



A través de los años, luego de la lucha de muchos de nuestros Colegas, se fueron ganando batallas que dieron lugar a un espacio Profesional de desarrollo, de método científico e incluso a una ley que nos ampara y nos rige. Algo que hubiese resultado simplemente impensable algunas décadas atrás en nuestro país. Diferentes coyunturas y confrontaciones sociales e históricas, a veces justificadas, otras tantas absurdas y dolorosas, hicieron que ganar este lugar sea un logro colectivo derivado de la racionalidad y la perseverancia madura.



Muchas son las áreas de proyección en las que el Psicólogo Universitario ha logrado desempeñarse: la clínica (tanto adulta como infanto juvenil), la educacional, la jurídica y forense, la laboral y no olvidemos sobre todo la psicología social. Esta última, defendida y apuntalada por muchos pares que durante la década del ’70 dejaron algo más que su opinión en el momento de defender no solo una modalidad de abordaje sino también un espacio profesional que hoy es una realidad. A todos ellos nuestro reconocimiento.



Cabe aclarar que presenta mucha confusión a nivel Comunidad General el rol de los mal denominados Psicólogos Sociales. En general, el común de la gente suele referirse así a los Operadores de Psicología Social cuya formación no se desprende de una Carrera de Grado Universitaria como es nuestro caso, sino de una Formación Terciaria (en el mejor de los casos) y cuya labor está subordinada al trabajo en instituciones. Sólo el Psicólogo Universitario con Pos grado en el área Social o una Especialidad otorgada por el Colegio Profesional puede hacerse llamar tal y de hecho no existe registro alguno en el Colegio de Psicólogos Provincial D1 un solo Especialista en la Materia que haya rendido dicha Especialidad. Quien pretenda tal cosa estaría infringiendo la Ley 10.306 de la Provincia de Buenos Aires. Como ejemplo vale preguntar a cualquier médico cómo se contemplaría en el ámbito legal y del Colegio Profesional pertinente el caso de un doctor que se diga Especialista en Cardiología o Pediatría que no tuviese su Especialidad otorgada. El Psicólogo Social es tal solamente si es Licenciado y cuenta con una Carrera de Grado cuyo título fuese emitido por una Universidad reconocida cuya Especialidad de Pos Grado avala ser la Social.





En honor al sacrificio, la gallardía e integridad de tantos que pasaron por la joven historia de nuestra profesión, afirmamos que nuestra labor no sólo ha crecido en los últimos años sino que se proyecta decididamente como una de las disciplinas con mayor incidencia en el desarrollo social futuro de la ciudad y la región. La nuestra, ha sido declarada recientemente una Carrera de Interés Público entre otras del mismo rango, lo cual le otorga un mérito en su desarrollo a la vez que un mayor compromiso que debemos encarar con suma responsabilidad.



Los valores van mutando con la celeridad de la tecnología y de la comunicación misma. ¿Quién habría pensado que podríamos hablar, comunicar y ver instantáneamente al “otro” en el extremo opuesto del planeta sin dificultades ni sorpresa? Todo ello suma a un contexto heterogéneo y ecléctico en donde debemos repensar los vínculos y la sociedad toda, con nuevos parámetros.



El Colegio de Psicólogos del Distrito I de Bahía Blanca funciona como un agente de representación pero también de regulación sobre la labor a la que aquí referimos y pretende dar cuenta de un rol que crece, necesita de su cuidado y del apoyo de la Comunidad para seguir creciendo.



Desde la Institución se ofrecen diferentes alternativas que permiten intercambiar con la Comunidad y pretenden a la vez responder, al menos parcialmente, a una demanda que crece día a día.



Desde el Consejo Directivo que representa a sus Colegiados, se fomentan y avalan diversas Comisiones y subcomisiones que piensan, organizan y trabajan para formar desde algún lugar, no sólo a la generación contemporánea de Psicólogos que están insertos en el tejido social bahiense y de su zona de influencia sino además a la generación por venir que podrá contar con un Espacio Institucional de pertenencia y de Formación que conserve y cuide a los valores y los principios deontológicos básicos de la Profesión.



No duden en contactarnos y acercarse. El intercambio nos enriquece a todospresidencia@colpsbhi.org.ar





Mg. Lic. Rodolfo Schmidtke

MP 00342

Presidente del Consejo Directivo

Colegio de Psicólogos Distrito I

Provincia de Buenos Aires

Autor/es: 
Mg. Lic. Rodolfo Schmidtke
Fecha: 
Viernes, 1 Agosto, 2008